barco
barco

Continuando con las modificaciones de la ley 21.210 de febrero de 2020, uno de los temas que tuvieron modificaciones importantes y necesarias para el desarrollo del país, es la exención del IVA a la importación de Bienes de Capital.

Anteriormente, solo se podían acoger al beneficio inversionistas, y el proyecto no debía generar ingresos por doce meses, por lo que el alcance de la norma era bastante menor. Con la modificación de la ley 21.210 de febrero de 2020, se podrán acoger al beneficio personas naturales o jurídicas residentes en Chile o inversionistas extranjeros, además de empresas receptoras de inversión extranjera.

El requisito principal para la aplicación de la exención es que el bien de capital se destine a proyectos de inversión, por lo tanto, no es imprescindible que la persona que efectúa la importación sea la misma que desarrolle el proyecto, por lo que éste podrá desarrollarse ya sea por el propio importador o por un tercero.

Otra de las características que debe cumplir el proyecto, es que deben implicar una inversión por un valor igual o mayor a US$5 millones a la fecha de presentación de la respectiva solicitud, y no deben generar ingresos antes de los dos meses de la internación al país o adquisición en Chile de los primeros bienes de capital cuya exención de Impuesto al Valor Agregado se solicite, o desde la Resolución de Calificación ambiental, o de la concesión de uso oneroso de terreno, según sea el caso. Esta es una de las modificaciones importantes, ya que con anterioridad se requería que el proyecto no generara ingresos en 12 meses, por lo que menos proyectos cumplían con el requisito.

Dicha solicitud se presenta al Ministerio de Hacienda chileno, a través de su sitio web https://hacienda.cerofilas.gob.cl/, accediendo con la clave única del propio solicitante o su representante, si es una persona jurídica, en la que se debe acompañar todos los documentos fundantes tanto del bienes de capital, como del proyecto de inversión al cual se destinará.

Con esto, el Ministerio de Hacienda verificará el cumplimiento de los requisitos, y dentro de 60 días corridos debe emitir una resolución otorgando o no, la exención, la que debe ser enviada al SII. De no pronunciarse dentro de este plazo, la solicitud se entiende aceptada. También podría solicitar antecedentes dentro de 15 días hábiles.